El equilibrio entre las facetas que nos definen

El “coaching” como instrumento para conciliar la vida privada y la profesional centra la undécima sesión del taller de inserción laboral.

——————-

Sesión 11. Contenido: Mujer autónoma-Fortalezas y recursos.

A cargo de: Dra. Claudia Zuleta. Business & Intercultural Coach.

03/06/14

——————-

 

¿Cómo poder desarrollarnos en el ámbito laboral, sin que el empeño puesto en este propósito menoscabe nuestra faceta como mujer, como madre, como esposa/compañera sentimental, como amiga? ¿Cómo lograr el equilibrio entre las diferentes dimensiones de nuestro “yo”, sin que ello suponga una sobrecarga o un estrés añadido que, en contra de nuestra intención, desnivele aún más la eventual descompensación existente? ¿Cómo hacer que las diferentes piezas que nos definen encajen y que el conjunto funcione pese a la complejidad? Para la Dra. Claudia Zuleta, quien dirige hoy la sesión con la colaboración de Julia Oellingrath, la respuesta es clara: el “coaching”. En las asesorías que ofrecen, ambas emplean el modelo del “coaching sistémico”, variedad que apuesta por la toma en consideración de todos los elementos que determinan el aquí y el ahora en que se ve envuelta una persona.

Claudia Zuleta y Julia Oellingrath

El “coaching” es especialmente efectivo con personas en procesos de cambio. El “coach” –el profesional que realiza el “coaching”- acompaña en el proceso, guía, pero es la persona objeto de “coaching” quien diseña y activa el itinerario: el “coach” ofrece herramientas para que cada cual encuentre por sí mismo la solución para su problema.

Una de esas herramientas empleadas durante una sesión de “coaching” son las preguntas. “Está bien que alguien de fuera de tu situación, que una tercera persona sea quien haga esas preguntas, pero el proceso lo decide cada persona”, subraya Julia.

Claudia aclara que el “coaching sistémico” hace énfasis en la mejora de la autoestima y en la mejora de uno mismo. “Trabajamos sobre la idea de que tú eres líder y dueño/a de tus actos y puedes escoger qué estrategia usar para abordar tu problema”.

Momento de la sesión

Entramos en materia con un folio entre manos. “Flor de la identidad”, aparece como título sobre la silueta dibujada de una flor con distintos pétalos. En ellos, debemos escribir las diferentes facetas que nos caracterizan. Si vemos que los pétalos no son suficientes, podemos añadir más. También somos libres de usar lápices de colores para pintarla. Es nuestra flor, así que podemos proveer a discreción. Se trata de que esa flor sea una especie de “foto fija” de nuestro momento actual, no reflejo de lo que hemos sido en el pasado ni de lo que queremos ser: simple y llanamente, debe mostrar lo que somos y las facetas que nos significan.

Momento de la sesión

Reflexionar en cinco minutos sobre una tarea que exige de nuestra entera concentración y de una profunda labor de análisis es complicado. Pero harto difícil es la segunda parte del ejercicio, consistente en asociarle a cada rol/faceta, un deseo. “Para que una meta sea alcanzable, debe ser atractiva y, para eso, es necesario que haya detrás un deseo que nos mueva a pasar a la acción”, expone Claudia, que defiende que “es importante escuchar esos deseos profundos e intensos”. “Esto nos ayudará a establecer prioridades y, cuando existe esta lista, una está dispuesta a poner toda la energía que haga falta para conseguirlo”, añade, y advierte que puesto que nuestros deseos y metas cambian continuamente, es fundamental actualizar anualmente nuestra lista. El objetivo es no perder nunca de vista hacia dónde se va.

Momento de la sesión

La tercera fase de esta sesión de “coaching” busca responder a la pregunta: ¿cómo cumplir el deseo? ¿Cómo hacer efectivo ese anhelo? Y esto pasa por dibujar un “plan maestro”, en lo que es fundamental gestionar de manera efectiva el tiempo que se destina a cada propósito. El folio sobre el que debemos trabajar incluye una tabla. Tomando cada una de las facetas fundamentales en nuestra vida, tenemos que escribir, en relación a cada una de ellas, nuestra meta de la vida al respecto, nuestra meta del año, nuestra meta del mes y la de la semana. “Se trata, al fin, de fomentar la autorresponsabilidad, tan importante para ganar esa fortaleza necesaria para emprender tantos cambios sean precisos”, concluye Claudia.

La coordinadora general de MaMis, Marita Orbegoso, junto a las ponentes Julia Oellingrath y Claudia Zuleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s