Cinco años de KAMI

Este 8 de marzo se dio inicio a la quinta versión del taller KAMI (Kunst, Arbeit, Migration und Integration), cuyo número de participantes desde sus inicios en el 2013 ya asciende a 60. Peruanas, mejicanas, colombianas, españolas, chilenas y argentinas han pasado por las aulas de la Alice Salomon Hochschule, donde actualmente tiene lugar el taller. Sin embargo, el Familienzentrum Hellersdorf albergó en sus inicios a las 9 mujeres que participaron en el primer KAMI.

V KAMI

El taller trabaja el tema de  migración e integración social y cultural a través de la combinación entre reflexión y expresión artística y la convergencia entre reivindicación y fotografía. Una psicóloga y una artista plástica acompañan a las participantes en el proceso.

Como lo explica la coordinadora local de MeM, Estrella Betancurt,  “la propuesta contiene, en la primera parte, sesiones de análisis de las pérdidas y ganancias durante el proceso de la migración y en la segunda parte,  se trabaja la expresión creativa de las emociones trabajadas con la psicóloga haciendo uso de la fotografía”. El taller concluye con una muestra del trabajo fotográfico.

La psicóloga Marietta Rodríguez Uranga, responsable de la primera parte del taller, señala que para este año se mantendrán los temas que se han venido manejando: identidad, fases de la migración, rituales, etc. Sin embargo, habrá algunos ajustes dependiendo de las necesidades de las participantes. “Por ejemplo, podrían necesitar más énfasis en la parte de orientación laboral o en asesoramiento familiar, en temas de la pareja o en la parte emocional; eso se verá cuando conozca al grupo”, agregó.

Durante estos cinco año ha sido recurrente el tema de las pérdidas relacionadas con lo que dejamos en nuestros países de origen, la frustración profesional, la adaptación a otra cultura, etc. Una reflexión sobre estos temas y acompañamiento al proceso de migración es lo que busca este taller.

La psicóloga explica que el proceso de migración trae consigo una crisis, dado que las habilidades,  recursos y apoyos con que contábamos no se ajustan completamente a la nueva situación vital y cada persona tiene que reaprender nuevas conductas, modos de hacer y de relacionarse para poder llevar a cabo un proceso de adaptación.

Rodríguez añade que en ese camino, pueden pasar muchas cosas a nivel emocional y psicológico. “Nos perdemos un poco en el proceso: la imagen que se tiene de sí mismo se transforma, además de que constantemente hay procesos de duelo: dejar ir nuestras cosas favoritas, nuestros amigos, la familia, e incluso algunas metas profesionales. Así que tener un acompañamiento en este proceso aporta autoconocimiento, estabilidad emocional al tener más visible el con qué recursos personales contamos y nos ayuda a poder direccionar nuevas metas hacia un proceso de auto-realización, pero que se ajusten mejor a la nueva realidad y al contexto migratorio”, indicó.

En la segunda parte del taller, dirigida por la artista plástica Karina Villavicencio, todas estas emociones y sentimientos serán plasmados en una fotografía y posteriormente expuestos en nuestra ya tradicional exposición de cierre, durante el verano.

El taller tienen lugar cada martes entre 10 am y 1 pm en Alice Salomon Hochschule.

Por Yenith González S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s